Inicio REGIONALES VILLA TULUMBA: LA VIRGEN Y JESÚS MISERICORDIOSO PEREGRINARON POR EL PUEBLO

VILLA TULUMBA: LA VIRGEN Y JESÚS MISERICORDIOSO PEREGRINARON POR EL PUEBLO

Hoy Jesús Misericordioso junto a la Virgen del Rosario peregrinaron por el pueblo en este día tan importante de perdón y misericordia. Desde la Parroquia conjuntamente con la radio local, llevaron a los tulumbanos la posibilidad de recibir la bendición de Jesús y Virgen en sus hogares en medio de este momento crítico que nos toca a vivir en todo el mundo.

Cada año, el domingo siguiente a la Pascua, la Iglesia celebra al Jesús de la Misericordia, una fiesta impulsada por la Santa polaca Sor Faustina Kowalska y decretada por San Juan Pablo II, en cuya espiritualidad influyó notablemente esta religiosa.

Sor Faustina Kowalska nació en Glogowice, cerca de Kracovia, capital de Polonia, en 1905. Su historia mística inicia en 1925, cuando ingresa al Convento de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia donde tomó el nombre de Sor Faustina.

Era una mujer con poca cultura: un año y medio de estudios escolares y en cambio trabajado mucho tiempo como servidora doméstica.

Las revelaciones de Sor Faustina

El 22 de febrero de 1931, sor Faustina tuvo una visión de Jesús que le encomendaba tres cosas: predicar la Misericordia de Dios, elaborar nuevas formas de devoción e iniciar un movimiento que renovara la vida de los cristianos en el espíritu de confianza y misericordia.

Sor Faustina tuvo varias revelaciones privadas de las que dejó constancia en su diario de 600 páginas. Murió a los 33 años, en 1938.

El Papa Juan Pablo II la beatificó el 18 de abril de 1993 y el 30 de abril del 2000, fue proclamada Santa.

El mensaje central del Señor de la Misericordia es que su amor es universal y sin límites: “cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia”, escribió Sor Faustina -dictada por Jesús- en su Diario.

El mensaje pregona dos elementos esenciales: la confianza en Jesús y el compromiso de ser misericordiosos con nuestro prójimo.

”De esta Fuente de la Misericordia, las almas sacan gracias exclusivamente con el recipiente de la confianza. Si su confianza es grande, Mi generosidad no conocerá límites” (Diario, 1602). Asimismo, si el alma no practica la misericordia de alguna manera, no conseguirá Mi misericordia en el día del juicio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí